La topografía aplicada permite adquirir los conocimientos necesarios para realizar levantamientos topográficos para futuras aplicaciones y proporciona la capacidad para resolver problemas que se presentan en el campo. Su estudio es de gran importancia para el diseño de Obras de Ingeniería Civil.

El trabajo del topógrafo es previo al inicio de un proyecto, un arquitecto ó ingeniero proyectista debe contar con un buen levantamiento plani-altimétrico del terreno y de elementos inmóviles y fijos al suelo ya sea que la obra se construya en una zona rural o urbana.

El aprendizaje de la topografía es de suma importancia para todas aquellas personas que desean realizar estudios de ingeniería en cualquiera de sus ramas, así como para los estudiantes de arquitectura, no sólo por los conocimientos y habilidades que puedan adquirir, sino por la influencia didáctica de su estudio.